Cuando allá por octubre de 2016 comenzamos a pensar de veras que podríamos organizar el Congreso de 2018 parecía un sueño, una posibilidad lejana por la que podría ser interesante trabajar. Las primeras reuniones sirvieron para construir las bases para hacer realidad ese sueño.

Recuerdo que hablamos mucho. ¿Cómo nos gustaría que fuera un congreso de cuidados paliativos aquí, en Vitoria Gasteiz? ¿Qué impronta deberíamos darle? ¿Cómo nos gustaría que fuera recordado este congreso? La lluvia de ideas fue incesante; un chaparrón de conceptos llenó pizarras y cuadernos. Abierto, sostenible, compasivo, reivindicativo. Y también; austero, de calidad, eficiente, limpio… Pasión por la compasión, ganas de llegar a más… a más personas, a más compañeros, a más lugares…

Poco a poco la realidad ha ido centrando nuestros sueños. De una forma equilibrada y real, y con el trabajo de muchas personas, hemos diseñado el congreso al que ahora te invitamos. Con el que entonces sólo soñábamos.

Gracias al esfuerzo de muchos hemos conseguido unas tarifas ajustadas ofreciendo un amplio programa con temas de gran interés. Los compañeros que van a ofrecer su experiencia y su conocimiento nos han dado todas las facilidades para que podáis disfrutar de él. El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz enseguida sintonizó con este “sueño” y su colaboración ha sido esencial para llevarlo a cabo.

Pasión. Fuerza y entusiasmo. Señales de identidad de los miles de profesionales que pelean día a día para ofrecer un tipo de atención revolucionaria que gira en torno a la persona que sufre y a su familia.

Compasión. Motor y alimento. Sentimiento que mueve al cuidado y al alivio.

Pasión y Compasión.

He aquí nuestro sueño. Tú estás en él. ¡Gracias por venir a hacerlo realidad!

Comité Organizador SECPAL 2018